• Region Musicall

Slayer y Anthrax en Viña: Un show para enmarcar y decir adiós



Cuando se confirmó un sideshow del pasado Santiago Gets Louder fuera de Santiago, específicamente en la quinta región, el entusiasmo de miles de seguidores y seguidoras se revolucionaron, ya que tendrían la oportunidad de ver a dos gigantes bandas del metal: Anthrax y Slayer. Presentación que sería especial, ya que se transformaba en la última vez en que la banda de Tom Araya tocaría en territorio nacional, y justo lo hacía en la ciudad que lo vio nacer hace 58 años.


A medida que la hora de inicio se aproximaba, era cada vez mayor la cantidad de público que comenzaba a llenar el camino que te dirigía hacia el clásico recinto viñamarino, con las clásicas cervezas en latas vendidas alrededor para capear un poco el calor primaveral que ya se está haciendo sentir en la zona; junto a varios grupos de personas que iban coreando a toda garganta, algunas de las canciones que podrían escuchar hoy.


Hubo gente que faltó al trabajo, pidió permiso e hicieron la falla en sus clases, todo por ver a estas dos emblemáticas bandas seguidas por millones de personas en todo el mundo. Además, fue una instancia perfecta para reunir a la familia, ya que se pudo apreciar a muchos padres y madres con sus hijos, a quienes les han pasado el manto y herencia de la música de la que son hinchas desde hace años.


Foto: Carlos Muller

La hora llegó, todos y todas estaban dentro del Sporting Club esperando el inicio de los fuegos y poder llenarse de adrenalina y música por casi tres horas. Las luces se apagan y ya no había vuelta atrás.


El sideshow del SGL empezó con Anthrax, quienes quedaron sorprendidos con la efusividad del público nacional que se agolpó en las rejas y por todos los sectores posibles. La banda formada hace 38 años, en Nueva York, en un poco más de una hora hizo un repaso por toda su clásica discografía que consta de 11 álbumes de estudio, el último de ellos ‘For All Kings’, lanzado hace tres años.


Se podía respirar la pasión de todos los fans que movían la cabeza y armaban moshpits tema tras tema, lo que llevó a una conexión natural entre artista y seguidores. Eso llevó como consecuencia que la voz de la banda, Joey Belladona, se mostrara claramente sorprendido por lo que estaba presenciando en aquel momento y que lo llevara a unirse a esa adrenalina; esta situación también llevó a incorporar al guitarrista y segunda voz de la agrupación, Scott Ian, quién saltó, gritó y lo dio todo en el escenario.


La primera función llegaba a su fin, por lo que era hora del plato de fondo que cerraría la noche de martes.


Foto: Carlos Muller

El cuarteto, miembro del Big 4 del metal, hacía su (in)esperado debut en tierras viñamarinas, ante la locura de todas las personas que se congregaron en el pasto del recinto para escuchar y darle la despedida a la banda que ha marcado parte de sus vidas. Eso lo sabía Araya y compañía, entrando al escenario como si ya fueran de la casa. Las luces se apagan y ‘Repentless’, single de su último disco lanzado hace cuatro años, comenzaba a sonar lo que provocó ensordecedores gritos que llegaban desde todos los sectores.


De repente Araya, hincha de Everton, tenía cierto intercambio con el público, que básicamente estaba entregado a cualquier cosa que la banda presentara. Un enlace único que se da en estas instancias.


Foto: Carlos Muller

Fue un repertorio larguísimo, específicamente, un setlist de 20 canciones que sirvieron para darle un viaje a las personas por sus doce discos de estudio, el que concluyó con su tema ‘Angel of Death’, y con el que la banda se despedía de su gente. El momento de decir adiós había llegado lamentablemente.


El show de Slayer fue lo que todos esperaban, y se notó al ver la cara de las personas, las que estaban llenas de satisfacción. Los metaleros se encargaron de despedir a la banda como correspondía, prendieron bengalas en distintos sectores del Sporting, corearon hasta que se quedaron sin voz y a muchos se les llenaron los ojos de lágrimas, cuando en conjunto a Tom Araya, gritaron un último "Viva Chile mierda", que se escuchó hasta los cerros de Valparaíso. Fue, sin duda, un recital que quedará para siempre en las mentes de los fanáticos del thrash metal que presenciaron este icónico momento.


Mira las fotos de lo que fue Anthrax + Slayer en Viña

Fotos por: Carlos Muller

















20 vistas

©2019 by Región Musicall.