• Region Musicall

Reseña: Lolla Chile 19, Tercer día (Domingo 31)



Llegó el tercer día de festival, el último. Jornada que tenía como líderes el debut de Sam Smith en suelo nacional y, por fin, el regreso de los Arctic Monkeys a Lollapalooza, el festival que los trajo por primera vez a suelo nacional, mientras promocionaban su cuarto disco, 'Suck it and See', en aquel lejano 2012.


Ahora, el cuarteto de Sheffield volvía como uno de los números calados del rock actual, gracias a su última producción, 'Tranquility Base Hotel & Casino', que tuvo críticas variadas. Pero que en vivo suenan potentes, a pesar de ser más lentas que sus antecesoras.



ADELAIDA


Nuestra jornada comenzó viendo a los porteños Adelaida, quienes con tres discos en su historia, 'Paraíso' el más reciente, llegaban nuevamente a un Lollapalooza.


El recibimiento fue más que notable por parte del público. Quienes fueron a ver a la agrupación corearon sus recientes clásicos de los discos 'Monolito' y 'Madre Culebra'; como también de su último trabajo de estudio, 'Paraíso', uno de los mejores discos de esta década. La banda se dedicó a tocar, habló en algunas ocasiones con la gente y se mandó uno de los mejores shows nacionales de este cartel.


TROYE SIVAN


La estrella de la nueva generación, el sudafricano Troye Sivan, era uno de los debuts más esperado por miles de personas que llegaron al Lolla Chile. El actor, productor, modelo, youtuber y compositor de 23 años, pisaba suelo nacional por primera vez para presentar al público sus dos discos de estudio, 'Blue Neighbourhood' (2015) y el que le trajo la atención de los medios, 'Bloom' (2018).


Sivan se mostró en todo momento conectado con el público, se dio tiempo de bromear entre canciones. Y, musicalmente, el africano demostró un show más que sólido, demostrando su capacidad vocal y el tremendo manejo de escenario que posee. En la hora que duró el show, demostró porque su pop era un número tan solicitado por chilenas y chilenos.



GEPE


Uno de los números calados de la escena nacional. Así regresó Daniel Riveros al Lollapalooza, evento en el que ha dicho presente en cuatro ocasiones, todas con un rotundo éxito. Esta vez, el nacional venía a promocionar su más reciente disco de estudio, 'Folclor Imaginario', el disco folclórico-pop en homenaje a la artista Margot Loyola.


Gepe, jugando de local en uno de los dos escenarios principales, hizo una mezcla perfecta de sus siete trabajos discográficos en un poco más de una hora de duración de su show. La gente disfrutó, coreó y bailó con sus temas, en especial, los que correspondían a su 'GP', del año 2012.



FOALS


El ahora cuarteto británico regresaba a un Lollapalooza, luego de su paso en aquel mítico cartel del año 2013. Y, esta vez, justo llegaban para mostrar al público su más reciente producción -la primera sin su bajista histórico-, llamada 'Everything Not Saved Will Be Lost - Part 1', lanzada hace sólo unos días.


El concierto de una hora, claramente tuvo como énfasis las nuevas canciones del reciente trabajo, por lo que algunas personas se veían descolocadas al principio, y luego ya pasaban a ser parte de la multitud de quienes ya se sabían los coros. El sonido en vivo de Foals es bastante complicado encasillarlo, pues recorren tantos estilos y crean atmósferas tan amplias, que sólo queda disfrutarlo. Sólida presentación, que se ganó a propios y extraños.


SAM SMITH


Caía el sol, llegaba ese vientito que se agradece para ir disminuyendo el calor y ya era hora de otro de los debuts más esperados en suelo nacional: Sam Smith.


El oriundo de Londres, con reconocimiento mundial por sus dos discos de estudios, llegaba en marco de su gira The Thrill of It All Tour, que también lo tendría en los carteles de Lolla Argentina y Brasil.


Llegó la hora de su show, Smith tocó suelo del escenario y ya tenía al público ganado; lo demás era cocer y cantar. A punta de su pop sofisticado, el artista llenó cada rincón del Parque O'Higgins, gracias a las miles de personas que llenaron hasta más no poder el sector donde se encontraba el escenario. Sin duda, uno de los mejores aciertos de este cartel y de la organización.




ARCTIC MONKEYS: EL ESPERADO REGRESO PARA EL CIERRE


La noche ya daba cuenta que la novena versión del Lolla estaba llegando a su fin, energías quedaban pocas y el viento se hacía más frío. Pero miles y miles de personas no se iban a ir del recinto, ya que quedaba el plato fuerte del evento: el regreso de los Arctic Monkeys a Chile.


El cuarteto de Sheffield llegaba como uno de los líderes del rock actual, liderando una decenas de grandes festivales, a raíz de su último disco de estudio, 'Tranquility Base Hotel & Casino', que les ha traído críticas mixtas de la crítica. Por lo que se hacía aún más interesante ver la propuesta en vivo de este álbum, que le dio un giro de 180° a la línea musical de la banda.


Las luces se fueron a negro, comenzó a sonar ese pitido como si se tratase de una película de Kubrick, aparecen unas tenues luces rojas y la banda aparece en el escenario. El ruido ensordecedor de las miles de personas que estaban ahí fue gigante. Había olor a tremendo show en aquel momento.


En una hora y media exacta, como buenos ingleses, los Monkeys tuvieron en el bolsillo al público en todo momento. Hubo momentos para todo. Para sus clásicos de sus dos primeros álbumes, algunos temas del 'Suck it and See' y, algo que agradezco un montón, hubo tiempo en el repertorio para algunas del 'Humbug'.


Y, obviamente, una parte importante del show se enfocó en la reciente producción que tenía expectantes a todas y todos, para poder ser testigos de como sonaba en vivo. Y, para la suerte de todos, 'One Point Perspective', 'TBHC' y 'Four Stars Out Of Five' sonaron de una manera perfecta, en especial esta última, que hasta la hicieron más extendida para el deleite de quienes estábamos ahí.


Sin duda, este fue el mejor show de los Arctic Monkeys en Chile -ya van tres-. Fue completo, sin fallas, el sonido de la banda se mantiene vigente y sobraron ganas para verlos aún más en el escenario. Tremendo cierre de noche.



1 vista

©2019 by Región Musicall.