• Region Musicall

Reseña: Lolla Chile 19, Segundo día (Sábado 30)



El segundo día de la versión 2019 del Lollapalooza nos recibía con el mismo calor del viernes; una larga fila de fanáticos y fanáticas armaban una larga fila para la que sería un gran día lleno de música que sería encabezado por el dúo Twenty One Pilots y Post Malone.


Las puertas se abrieron al mediodía y el Lollapalooza comenzaba, por lo que nos dispusimos a ir a cubrir a algunos de los shows que destacaban ese sábado.



GIANLUCA



El fenómeno del trap nacional debutaba en el festival más grande del país, específicamente, en el nuevo rincón del Parque O'Higgins: El Lotus Stage.


Aquel nuevo escenario se llenó hasta más no poder para ver el show de Gianluca, un público que promediaba la veintena de edad y que se agolparon para corear todos los hits del artista nacional, que llegaba para presentar su última placa, 'G-Love', uno de los álbumes destacados del 2018.


'Amor platónico' fue una de las más coreadas y dejó al público encendió para la segunda sorpresa (antes interpretó un cover de"Cómplice eterno" de Glup). Princesa Alba se subió al escenario para cantar juntos 'Summer love, desatando el baile y el primer aplauso cerrado de la gente. Luego llegó el turno de presentar 'Sismo', su nuevo single, en compañía de Pablo Chill-E.



ASES FALSOS



Luego llegó el turno de ir a presenciar el regreso de los Ases Falsos al Lollapalooza, recordemos que esta es la tercera vez del quinteto en el festival, luego de sus pasos en el 2011 como Fother Muckers y en el 2016, ya con el nombre que tienen hasta hoy.


El quinteto armó un show para presentar su última placa, 'Mala Fama', que ha tenido críticas muy favorables; justamente, el single que lleva el nombre de la placa abrió los fuegos de una presentación a escenario lleno, donde corearon cada temón que Briceño interpretaba.


Fue un repertorio de 10 canciones, un show más corto a lo que nos tenían acostumbrados, pero que mantuvo la calidad de siempre.



PORTUGAL. THE MAN


La banda oriunda de Wasillia llegaba por segunda vez a uno de los escenarios principales del Lolla con la misión de superar aquel debut que dejó críticas bastantes mixtas.


Esta vez, el quinteto gringo se mandó uno de los shows más potentes de esta versión ya que estuvo cargada de sonidos crudos, directos y cargada de mensajes políticos sobre la actualidad chilena, como el aborto, las pensiones y la privatización del agua.


Sin duda, fue un show que se llevó los aplausos de propios y extraños, donde hasta hubo tiempo de hacer covers como 'Children of the Revolution' de T-Rex, 'Another Brick in the Wall Part 2' de Pink Floyd y un homenaje a Metallica con 'For Whom To The Bell Tolls'.



YEARS & YEARS



El trío británico también era uno de los tantos números que llegaba por primera vez al festival más importante del país y que además era pedido por miles de personas desde hace muchos meses atrás.


El vocalista de la banda, Olly Alexander, desde el primer minuto en que estuvo en el escenario derrochó una cercanía notable con el público, que gozó con cada baile o interacción que el artista realizaba constantemente.


Years & Years realizó un show de casi una hora, donde hicieron un recorrido por sus dos discos de estudio ('Communion' 2015, 'Palo Santo' 2018) y que dejó con muchas ganas de oír más a su fanaticada, y a los no tan fanáticos también.



INTERPOL



Luego fuimos a ver a uno de los números más consagrados de esta jornada y de todo el carte: Interpol. De forma casi puntual aparecen en escena el clásico Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino, quienes venían a presentar su último disco de estudio, 'Marauder', lanzado el año pasado.


En esta segunda vez en Lolla Chile, como es costumbre, la agrupación neoyorkina se dedicó solamente a tocar sus canciones y a no tener tanta cercanía con el público, que de igual forma coreó todos sus éxitos.


Los momentos de gran explosión llegaron cuando se oyó 'PDA', 'Evil', 'Slow Hands', 'Barricade' y 'All The Rage Back Home', que llenaron uno de los escenarios principales de sonidos envolventes y de la distinguida voz de Paul.


El punto más negro de este show lo realizaron las fanáticas y fanáticos de la banda Twenty One Pilots, ya que desde el comienzo del show de Interpol se dedicaron a corear canciones de la banda encargada de cerrar la noche, generando cierta incomodidas a muchas personas que estábamos viendo a Banks y compañía. Si, puede que sean cosas propias de la edad de esa fanaticada que en su mayoría no superaba los 20 años, pero no es excusa para que no respetaran a los demás asistentes.



POST MALONE



El oriundo de Siracusa llegaba a Chile por primera vez, y en su mejor momento, gracias a sus dos discos de estudio ('Stoney' 2016 y 'Beerbongs & Bentleys' 2018) que lo han alzado como una de las figuras musicales más potentes del mundo a sus cortos 24 años.


"Chile, what the fuck are you doing?, you ready?" decía un eufórico y gritón Malone, que recibió como respuesta un estruendoso "¡YES!" de parte del público presente; fue en ese momento donde comenzó a sonar 'Zack and Codeine' y el show no se detuvo nunca más.


Entre el artista y el público se dio una conexión instantánea, como si fuesen viejos conocidos desde hace muchos años, por lo que se legró un grato ambiente durante todo el show.



Por cosas de la vida no pudimos presenciar el regreso de Twenty One Pilots a Chile, esta vez, como headliners del Lollapalooza, ya que una urgencia se nos presentó. Ojalá, puedan volver más pronto que tarde, para ver este alto show.


1 vista

©2019 by Región Musicall.