• Region Musicall

Reseña: Lolla Chile 19, Primera jornada (viernes 29)

Actualizado: 21 de jul de 2019



En un clásico día caluroso de marzo la gente se comenzaba a agolpar y armar las filas para ingresar a la novena edición del festival más masivo de Chile: Lollapalooza. Que en esta ocasión tendría como cabezas de cartel a exponentes de diversos estilos; por un lado, Kendrick Lamar, el rapero más importante de la década llegaba para debutar en suelo nacional; por la otra vereda, los Twenty One Pilots llegaban por segunda vez al festival, pero en esta ocasión como uno de los números principales de la noche. Mientras que los encargados de cerrar el festival eran los queridos Arctic Monkeys, quienes pisaban por segunda vez el Lolla, pero era la tercera vez en Chile, luego de su show en solitario hace ya cinco años.


Pasado el mediodía las puertas del Parque O'Higgins se abrieron y las personas más fanáticas comenzaron a correr para lograr ganar el mejor lugar para esperar a su grupo favorito, mientras que los demás, quienes iban a ver a más de una banda, entraban en plena calma ya sabiendo el orden en que disfrutarían el día.


Nosotros llegábamos al recinto como medio acreditado por primera vez con esta versión de la página, así que fuimos a cubrir a números puntuales que nos ofrecía este buen cartel de este año.



BRONKO YOTTE


A Bronko lo vimos en noviembre pasado en el Fauna Primavera donde se mandó tremendo show, y las expectativas eran altas. El pasado viernes llegó para debutar en el Lollapalooza, el festival más grande donde se ha presentado hasta el momento.


Felipe Berríos no se achicó ante este desafío y a punta de una bacán y variada puesta en escena que incluyó a su banda en vivo con DJ Pérez y Maca Campos apañando como siempre, además de grandes invitados como Franz Mesko y Gepe, se adueñó del Acer Stage que cerca de las tres de la tarde, congregó a cientos de oyentes.


AMANITAS


El quinteto femenino nacional, uno de los proyectos más interesantes que han salido en los últimos años, llegaba por primera vez al Lolla Chile y, a la vez, este era uno de los últimos conciertos que daban en el país, ya que partirán a radicarse a México muy pronto.


No tengo una forma muy clara de definir el pop que han creado las chicas de Amanitas. Es un sonido bastante espacial, diverso y único, que fue un gran acierto haber podido presenciar su presentación que fue en el nuevo escenario que dispuso la productora: el Lotus Stage, que reunió a una gran cantidad de personas, las cuales se sabían muchas de las canciones y acompañaban a Cancamusa en los coros.



FRAN VALENZUELA



Fuimos a ver un ratito de una conocida del Lollapalooza y de los escenarios chilenos en general, la Fran Valenzuela.  La cantante y productora llegaba a esta edición del evento para mostrar algunos temas nuevos que serán parte de su próxima producción musical que saldrá este año. Además de los múltiples hits que ya se encuentran dentro del cerebro de miles de oyentes y que corearon a todo pulmón a pesar del calor que reinaba a esa hora en el parque.


Fue un show redondito, sin tanta parafernalia y cumplidor a cabalidad. 



LOS TRES



El show de Los Tres marcaba el retorno a los grandes escenarios de Alvaro Henríquez luego de todos los problemas de salud que sufrió hace un tiempo atrás.


Fue la segunda vez de la banda en el festival. Fue un show bonito, lleno de frescura y que logró conectar mucho con las miles de personas que estuvieron disfrutándolos en uno de los dos escenarios principales. De hecho, vimos a varias familias completas -abuelos y abuelas incluídas- coreando muchas de las canciones del repertorio mostrado ese día.



GRETA VAN FLEET



Salvadores del rock, nuevos aires, plagio de Led Zepellin, entre otras críticas han tenido que sortear la banda conformada por los hermanos Kiszka y Danny Wagner desde que se hicieron conocidos mundialmente por su primer epé y posterior disco debut lanzado hace pocos meses. Así llegaba Greta Van Fleet al Lolla Chile, en pleno momento de auge en su carrera, y el cuarteto no decepcionó a nadie. A punta de un show demoledor liderado por la extraordinaria voz de Josh, se plantaron en el escenario como si ya fuesen una banda experimentada con muchísimos años encima. Fue un concierto de una hora donde hubo extensos solos de guitarra, de batería y vocales; presentaron gran parte de su disco debut y, por sobre todas las cosas, su sonido fue avasallador. En resumen, en una sola hora conquistaron a miles de personas, de distintas edades, y se transformaron en una de las mejores presentaciones de rock vistas en el festival nacional.

SNOW PATROL



Snow Patrol regresaba a Chile después de siete años de ausencia, y lo hizo por partida doble, ya que un día antes del festival tuvieron su propio sideshow en La Cúpula del Parque O'Higgins, que estuvo llenísima -puedes leer la reseña de ese show aca-. El show fue prácticamente idéntico al realizado un día antes, pero eso no importó para sus más fieles seguidores y seguidores que llegaron hacia el escenario para ver nuevamente a Gary y compañía presentar una selecta variedad de canciones. Esta presentación tuvo algo que me gustó ya que se vieron mezcladas dos -o más- generaciones de espectadores. Los más adultos que escuchaban a los europeos desde hace muchos años, y también hicieron acto de presencia adolescentes y personas que no superaban los veinte años de edad, y que no tenían idea quienes eran los que estaban en el escenario, pero que de igual manera permanecieron ahí, escuchando, y es probable que más de una persona de ese grupo haya llegado a su casa a reproducir a Snow en su reproductor.

TOKYO SKA PARADISE ORCHESTA


La verdad es que no teníamos planeado ir a ver a la SKAPARA, ya que chocaba con el show de Lenny Kravitz, pero por cosas de la vida el show del gringo tuvo problemas técnicos que retrasaron su show en treinta minutos, y sin pensarlo nos pusimos a caminar al Lotus Stage. Sin duda, fue una de las mejores decisiones que hemos tomado en todas las ediciones de Lollapalooza a las que hemos asistido. El show de los nipones ha sido, honestamente, de los mejores números que nos ha traído Lotus a algún cartel de Lollapalooza. Fue una fiesta, fue un show sin descanso, fue un derroche de energía de la banda y de la gente... ¡Fue espectacular! Desde bebés hasta adultos mayores llegaron al lejano escenario del parque, y por una hora nos tuvieron disfrutando y bailando. Se notaba a leguas los años de carrera que tenía la banda encima, ya que su forma de meterse el público al bolsillo se gana, justamente, con mucha experiencia. Después de más de una hora de show, sólo quedaba cansancio y una polvareda de tierra por tantos saltos y bailes. ¡La SKAPARA debe volver pronto!

KENDRICK LAMAR


Para cerrar la noche llegaba el debut de, quizás, el rapero más importante de los últimos diez años: Kendrick Lamar. El oriundo de Compton aparecía en escena con algo de retraso por las dificultades que tuvo Kravitz en el otro escenario, pero eso no fue excusa para que todos los seguidores y curiosos esperaran todo el tiempo del mundo en el stage principal del evento. El intérprete de 'Humble', en una puesta en escena casi minimalista y cargada a las visuales en la pantalla gigante, estuvo mostrando por una hora con veinte minutos lo mejor de su carrera discográfica de cuatro discos, pero también se dio espacio para realizar dos covers, uno a Travis Scott y el otro a Schoolboy Q. Lamar no tiene mucha participación con la gente, él se dedica a exponer su música y deja que ella conecte con las y los presentes a sus shows. Fue un lujo tener este concierto en Chile, y un lujo tenerlo en pleno apogeo creativo.  Sin duda, King Kunta demostró que el rap puede ser cabeza de cartel nuevamente en el futuro, ya que desde el show de Eminem que Lollapalooza Chile no era cerrado por un artista de ese género musical.

2 vistas

©2019 by Región Musicall.