• Region Musicall

Reseña || 'Estados Unidos: La película', una sarcástica nueva versión de la independencia gringa



"En esta salvaje e irónica historia revisionista animada, un George Washington armado de sierras eléctricas forma un equipo de agitadores, en el que se incluye al bro amante de la cerveza Sam Adam, la afamada científica Thomas Edison, el aclamado jinete Paul Revere y un muy enojado Gerónimo, par derrotar a Benedict Arnold y a King James en la Revolución Estadounidense. ¿Quién ganará? Nadie lo sabe, pero puedes estar seguro de una cosa: esto no son los Padres Fundadores de tus… eh, padres".


El párrafo anterior es la descripción oficial de la nueva comedia animada de Netflix, 'Estados Unidos: La película', cinta creada por los productores Phil Lord y Chris Miller, quienes también fueron las cabezas pensantes en otros trabajos como todas las 'Lego Movie', '21 y 22 Jump Street', series como 'Brooklyn Nine Nine', 'How I Met Your Mother' y, además, la película ganadora del Oscar: 'Spiderman: Into the Spiderverse'. Teniendo en cuenta los trabajos donde estuvieron involucrados, ya se puede elucubrar en el camino en el que nos estamos metiendo.


Estamos en presencia de una película con una historia muy bizarra, por lo que si eres un purista de la historia o de la extrema derecha, los sucesos de esta cinta te causaran un dolor y ardor tremendo. ¿Por qué? Bueno, básicamente, porque esta parodia hace una revisión de, literal, toda la historia de Estados Unidos, por lo que los anacronismos estarán por todos lados. Por ejemplo, la cinta nos presenta que George Washington y Abraham Lincoln son amigos desde la infancia, siendo que ellos jamás compartieron época y aquello, en serio, será el más pequeño de los anacronismos que se podrán apreciar.



La película, con diseños parecidos al de la clásica serie 'La Casa de los Dibujos', se adueña de conocidos personajes y les da una re versión que a los más puristas les parecerá una ofensa. En este apartado tenemos a Washington que pelea con motosierras en sus brazos, y a Thomas Edison, quien es una mujer asiática que tiene poderes obtenidos desde la ciencia, algo así como una versión exagerada de Iron Man. Lo anterior, combinado con un villano que se convierte en un hombre lobo que asesina a Lincoln.


El guión de esta comedia es bastante fuerte. No esperes que te vaya a dejar una lección moral o algo así, al contrario, esta obra te invita a desconectar tu cerebro y disfrutar estos noventa minutos que dura el film, aquello lo saben sus creadores y te lo refriegan cada vez que tienen la oportunidad. Eso sí, dentro de tanta broma, también encuentras solapadas críticas actuales que siguen vigentes actualmente.


La acción presentada acá es bastante frenética (si te gusta Rick & Morty lo disfrutarás), al igual que las innumerables referencias musicales, cinematográficas y a la cultura pop, a las que hay que estar atentos para digerirlas. Guiños a Los Vengadores, Robocop, Los Magníficos, al músico Lynyrd Snynyrd, Rápido y Furioso, El Transportador, por poner algunos ejemplos. Énfasis a la batalla final, que los mismos personajes avisan que ocurrirá en media hora, porque es un deleite de estas referencias.



Netflix se mandó un gran acierto en darle espacio a esta película animada para adultos protagonizada por Channing Tatum, Simon Pegg, Andy Samberg y Olivia Munn. Como señalábamos anteriormente, es disfrutable y te da una invitación que no se puede rechazar para apagar el cerebro y gozar esta mescolanza de sucesos y personajes durante noventa minutos.


Hace gala de un humor simple y, a veces, un poco mas elaborado. Chistes irreverentes disparados para todos los lados políticos, donde se les saca el defecto a los diversos sectores políticos.


Creo que esta cinta gana mucho más si la ven en su idioma original, ya que en español algunos chistes pierden su gracia. El ejemplo más claro es el del personaje Negro Herrero (en español), que en inglés es, sencillamente, Herrero (Blacksmith) y el juego de palabras se hace solo. En nuestro idioma suena más forzado.







9 vistas0 comentarios